Muebles estilo Industrial


Estilo Industrial sencillo y frio

Cuando hablamos de estilo Industrial, enseguida nos trasladamos a esos apartamentos abiertos, con grandes ventanales y paredes de ladrillo visto, lo que se viene denominando Loft.

No deja de ser un amplio espacio y abierto que normalmente estaban distribuidos con columnas y grandes ventanales con cristal y que sobre todo estaban enclavados en zonas industriales para pequeños talleres y que pasaron a ser pisos muy demandados.

Estudiantes y artistas con bajo poder adquisitivo y mucha necesidad de espacio, serían los primeros habitantes de estas viviendas clandestinas del Manhattan de los años cincuenta; cuna del movimiento. Por lo tanto la necesidad de utilizar todos los muebles y decoraciones en maderas decapadas, asientos de hierros, con cojines brutos, hacían la única posibilidad de usarlos como pisos.

Una gran reconversión de esto loft llegaron a ser un estilo de vida muy demandado por la población gracias a lo económico del habitáculo tanto en Nueva York, Manhattan, Londres o incluso Berlín.

Decoración Industrial, renovación.

Una vez puesto en contexto de donde sale el estilo industrial nos iniciamos en cómo podemos copiar dicho estilo con muebles y decoración para dar ese ambiente industrial que tanto nos gusta.

El mobiliario industrial original está actualmente muy demandado. Piezas pesadas que suele lucir líneas rectas, con ruedas de tipo ferrocarril o partes dentadas. Maderas decapadas, en bancos con roturas aceptadas, pintadas de colores, juntos a sillones individuales con estructuras de acero, hierro con piel o similpiel de color blanco, negro o tostado, ideales con decoración de botonadura siempre simétrica.

Cuadros coloridos, sencillos, dobles o triples, que hagan contraste con paredes semi desconchadas, o ladrillo visto con grandes vidrieras donde entra la luz por doquier. Mesas de cristal templado con estructuras metálicas con brillo o mate, pero con formas siempre lineales, hacen de la estancia un punto común. Podemos terminar con un conjunto de sofás de 2 + 3 con líneas muy rectas y estructuras metálicas.

Detalles extras del estilo mobiliario industrial

Muebles de oficio, recuperados de imprentas y talleres textiles desmantelados, pueden conjuntarse con otras piezas de fabricación actual que reproducen el estilo industrial.

Elementos de forja, cristales de diferentes vidrios y como plantas verdes que no necesites luz directa. Alfombras sobrias con colores neutros, Espacios de convivencia y trabajo, con características estructurales comunes.

Fachadas liberadas de sus funciones de soporte, permitiendo la instalación de vidrieras y grandes ventanales de forjado a forjado, extraordinaria luz natural y estructuras de hierro colado o fundido que yuxtaponen varias plantas, creando grandes espacios abiertos.

Numerosas corrientes artísticas, entre ellas el expresionismo abstracto y el arte pop, nacen de esta original forma de agrupación de artistas vanguardistas en lugares como el Soho, foco de atención donde se generaron numerosas tendencias en moda, arte y diseño de interiores. Vinculada a la estética loft nace en decoración el estilo industrial; marcado por un gran respeto a los elementos arquitectónicos originales y la funcionalidad.

Desnudar la estructura; resaltar la materialidad de las piezas; conjuntar con mobiliario de fabricación actual que muestre la naturaleza de los materiales como rugosidad, óxido e imperfecciones; o muebles y luminarias recuperadas cuya función fabril haya expirado. Son las claves del estilo industrial.